La información, el Martin Amis más excesivo

La Información Martin Amis

No es el primer libro que leo de Martin Amis, soy admirador de La flecha del tiempo y Campos de Londres, me resulta interesante El libro de Rachel y me pareció irremediablemente mala Niños muertos. Por lo que he entrado en La información con conocimiento de causa. Escrita tras el brillante juego de La flecha del tiempo, La información es una vuelta a la narración ordinaria con un contundente estilo.

Esta novela está encuadrada en ese subgénero de escritores que escriben sobre escritores. Martin Amis presenta a Gwyn Barry, uno de éxito mundial; y a Richard Tull, quien gozó de prestigio antes de malvivir como crítico y cínico autor de obras experimentales. Desde el punto de vista de este último, se narra la enemistad creciente que sufre hacia su amigo de toda la vida y cómo el rencor le lleva a tratar de saquear su carrera.

La información mezcla drama con el humor más negro que he leído a este autor. Durante las quinientas páginas que tiene la novela se encuentran numerosas escenas capaces de inquietar y hacer reír por igual. Desde los inicios, cuando Gwyn empieza a destacar, al viaje que hacen juntos por Estados Unidos, hay un par de clímax que siempre acaban de forma patética para Richard. Aunque su maldad no beneficia a Gwyn a ojos del lector y este personaje resulta igual de lamentable.

El largo viaje por Norteamérica es especialmente interesante, mientras Gwyn realiza un recorrido por múltiples ciudades donde es solicitado por periodistas y multitudes, Richard ha sido contratado para seguirle y hacer un reportaje sobre la gira. A esta humillación se une que él también trata de promocionar una novela propia en ambientes que contrastan por su sordidez y que siempre acaban por debajo de sus expectativas.

Lo mejor de la obra es el estilo del autor, quien con un contundente dominio de la escritura se deja llevar por retóricas y símiles tan forzados que no desentonan por lo bruta que resulta la historia en algunos momentos. Dentro del concepto que Amis vuelca en La información hay una necesidad de dejarse llevar, ceder a los caprichos del autor y a la multitud de detalles que exceden la trama hasta lo absurdo.

Sé que es una novela difícil de recomendar. Si el lector no acepta el pacto que exige Amis desde las primeras páginas será complicado que pase del primer tercio. Es áspera, desagradable y muy extensa, a la vez que puede resultar poco satisfactoria. Hay que dejarse arrastrar por la historia y disfrutar de las miserias humanas de sus protagonistas sin sentir compasión hacia ellos.

A pesar de esto último que comento, al terminar queda la sensación de haber disfrutado de alta literatura. No es el mejor libro de Martin Amis, pero tiene la fuerza narrativa de una gran novela. Es pedante, excesiva y defectuosa, sin ninguna duda, pero también deslumbrante.

ekaitzortega(arroba)gmail.com

Be first to comment