Adios al 2016

Aprovecho que termina el año para enumerar y enlazar algunas actividades -confesables- que he realizado.

En mi querido C he tenido el honor de colaborar con estas reseñas:

El silencio de las sirenas (Beatriz García Guirado).

La maldición de Lono (Hunter S. Thompson).

Cuchillo de agua (Paolo Bacigalupi).

En el Periódico Diagonal tuve la oportunidad de publicar el artículo Desmontar los prejuicios sobre el bilingüismo. Es un texto que llevaba tiempo en mi cabeza, concretamente desde que Ciudadanos mintió al afirmar que el aprendizaje del euskera en la escuela causaba “perniciosos efectos en la adquisición de competencias y conocimientos”.

Gracias a la oportunidad que brinda vivir en Madrid, también he coordinado un club de lectura, primero en un bar y luego en la librería Cervantes y Compañía. Los libros sobre los que hemos debatido han sido: Plop, de Rafael Pinedo; Las canciones de los durmientes, de Layla Martínez; Hijo de Dios, de Cormac McCarthy; Las cosas que perdimos en el fuego, de Mariana Enríquez; Volt, de Alan Heathcock; Gestarescala, de Philip K. Dick; Asfixia, de Chuck Palahniuk; y Una edad difícil, de Anna Starobinets.

Tuve el honor de ser finalista al Premio Ignotus de Mejor novela corta con Bultzatu (publicada en Mariposas en el oeste y otros relatos) y también quedé finalista en el Premio Tristana 2016 con una novela corta que guardo en la recámara.

Aparte de todo esto, también he realizado informes de lectura, correcciones y otros trabajos.

Ahora a ver cómo va el 2017, de momento ya tengo fechas para impartir un curso de literatura sobre uno de mis autores favoritos. Esperemos que las cosas mejoren para todos.

ekaitzortega(arroba)gmail.com

Be first to comment